Endibias con zanahoria y mayonesa de queso

INGREDIENTES: 4 endibias 2 zanahorias 3 cucharadas de uvas pasas 1 copita de jerez Sal Para la mayonesa de queso: 6 cucharadas de mayonesa 2 cucharadas de queso azul o queso crema para un sabor más suave 1 cucharadita de perejil picado Pimienta Leer Más »

Crema de espinacas y apio con huevo pochado

NGREDIENTES: 300 g de espinacas frescas 2 patatas medianas 4 tallos de apio 1 cebolla pequeña 1 vaso de leche 4 rebanadas de pan 4 huevos Aceite Vinagre Sal Pimienta Leer Más »

Crêpes Valais

INGREDIENTES: 200 g de harina 1 vaso de leche 1 vaso de vino blanco 2 cucharadas de aceite 4 huevos ½ taza de agua 400g de queso raclette o de gruyere rallado Nuez moscada Sal Pimienta blanca Leer Más »

Torrijas al Ron

INGREDIENTES: 250g de pan de hogaza 2 yemas y 2 huevos 1 cucharada de azúcar glas 4 cucharadas de ron Aceite Canela en polvo Leer Más »

Champiñones con Vino Blanco

INGREDIENTES: 600 gramos de champiñones 1 Cebolla 2 dientes de ajo 1 copita de vino blanco 1 cucharadita de pimentón Perejil picado Aceite Sal Leer Más »

 

Crema de lentejas

crema-de-lentejas

Qué duda cabe de que las lentejas son uno de los alimentos imprescindibles en cualquier dieta equilibrada. Pero a muchos niños no les agradan. Esta crema de lentejas es una forma de que los más pequeños tomen esta rica legumbre ¡y totalmente vegetariana!.

Ingredientes:

  • 1/2 Kilo de lentejas
  • 1 cebolla
  • 1/2 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1 tomate
  • Aceite de oliva

Elaboración:

  1. En primer lugar, limpiamos el medio puerro, la zanahoria y quitamos la piel al tomate.
  2. En una olla a presión, ponemos a cocer las lentejas, la zanahoria, el puerro y el tomate  con abundante agua, añadiendo una pizca de sal, durante unos 15 minutos.
  3. Guardamos un poco de caldo de la cocción para, posteriormente, rectificar el espesor de la crema.
  4. Con una batidora o un pasapurés, trituramos las lentejas, la zanahoria, el puerro y tomate cocidos, añadiendo caldo reservado para hacer más o menos espeso el resultado. Hay que tener en consideración que luego espesará un poco.
  5. Aliñamos con un poco de aceite y añadimos sal si es necesario.

Consejos:

Puesto que el color y textura no son muy atractivos, os recomendamos adornar con un chorreoncito de aceite una vez servido y un poco de pan tostado.

Un poco de vinagre balsámico también le dará un toque decorativo al servirlo y un toque de sabor distinto al plato.

Aunque se puede comer frío y está delicioso también, podemos guardar en el frigorífico y calentar en el microondas para consumir después.

Comparte:


Email
Print

Blog promocionado por: CYBERLAN - Tu distribuidor de informática